“La humildad es aprovechar lo bueno de ti para ayudar a los demás.” Es la forma de actuar de una manera transparente en las situaciones que se nos presentan. Es saber aprovechar tus habilidades y conocimientos para poder estar al servicio de las personas que lo necesitan. En caso de que algún problema se presente, tienes que actuar sin esperar ser reconocido por los demás.

Retomando la frase del inicio, entendamos que, para ser personas humildes tenemos que actuar de una forma transparente, dar esa confianza a las personas y actuar bien sin esperar nada a cambio, no intentemos de hacer las cosas por compromiso o por quedar bien.

La humildad en el ámbito familiar: En este ámbito se trata de ser humilde con nuestra familia, ¿Cómo? Pues aprovechando nuestras habilidades o recursos para ofrecerlos cuando los necesiten y estar allí para ellos. También no por ser bueno en algo o tener un mejor trabajo que tus demás familiares lo vas a presumir si no que es mejor porque así aprovechas que tienes mejores oportunidades que les puedes ofrecer y al hacer esto no tenemos que esperar reconocimiento si no que solo sentir la satisfacción de tu ser querido al ver su felicidad y tranquilidad al recibir tu apoyo y eso es mas que suficiente. Esto nos ayuda a estar en paz, crecer como personas y a tener una mejor autoestima y actitud la cual podemos contagiar.

La humildad en el ámbito escolar: En este ámbito se trata de reconocer y aprovechar tus conocimientos y habilidades para transmitirlos a quien lo necesite, esto nos ayuda a que este apoyo puede ser reciproco en algún momento. Otro beneficio es que nos ayuda a crecer como persona y a tener una mejor actitud y autoestima, pero debemos de tener cuidado y sobre todo tener limites ya que si no los hay puede llegar a suceder que una persona se aproveche de ti y esto nos causa mas problemas que mas adelante desarrollare mejor y también daré consejos para contrarrestarlos para que no te sucedan.

La humildad en el ámbito con los amigos: En este ámbito también es bueno ser humilde ya que al serlo hay una convivencia mas sana, existe mas confianza y se establecen relaciones mas fuertes, esto sucede ya que cuando eres humilde usas tus habilidades para estar al servicio de tus amigos ,los ayudas en lo que necesiten y a mejorar en lo que quieran hacerlo y que necesiten de ti para hacerlo y esto puede ser reciproco así que es una amistad real ya que si volvemos a la definición de amistad dice que: “la amistad es una relación entre dos o más personas donde aprovechan lo bueno de cada uno para tener un crecimiento mutuo como personas” entonces al ser humilde con tus amigos cumples con el significado de una verdadera amistad. ¿Cómo puedes hacer esto? Pues no debes de estar constantemente presumiendo en lo que eres bueno ya que si lo haces no serias para nada humilde y no debes de querer causar envidia mala a tus amigos ya que si lo haces eso no sería una sana amistad si no que solo querías su aceptación para sentirte bien y en si solo creces tu pero no de una buena forma y ya no sería una verdadera amistad.

Algunos problemas que se nos pueden presentar si eres humilde en exceso o si no conoces bien el concepto y lo que es humildad son:

  • Que te vean mal o tengan una visión errónea de ti por ser demasiado humilde.
  • Dejar de ser humilde.
  • Tener baja autoestima.

Estas son algunas causas que nos llevan a tener esos problemas sobre la humildad:

  • Exceso de humildad
  • Exceso de confianza
  • No valorarte
  • Sobrepasar limites
  • No respetar

Para contrarrestar estos problemas primero tenemos que analizar bien las causas y evitarlas para que así los problemas no se presenten.  ¿Qué debemos de hacer para eliminar estas causas? Debes primero de conocer bien el concepto de humildad, qué conforma la humildad, cómo aplicarla y desarrollarla, es decir para ser humilde debes de saber muy bien lo que es (“La humildad es aprovechar lo bueno de ti para ayudar a los demás.”) y conociéndolo después debes de establecer limites con las personas que te rodean ya que vas a estar a su servicio pero no debes de permitir que se aprovechen de ti ni que te usen así que debes de dejar eso muy en claro y sobre todo nunca olvidar que siempre debemos de respetar a los demás, tener identidad y una buena actitud, ser transparentes en las situaciones que se nos presenten y mas importante aun nunca actuar por quedar bien o solo para beneficiarte a ti mismo ya que de hacerlo dejarías de ser humilde totalmente.

En conclusión, la humildad es muy buena si sabes usarla o aplicarla de una forma correcta y sana en tu vida, trae con ella muchos buenos beneficios que te ayudaran mucho a estar en paz, mejorar como persona y a apoyar al crecimiento de los que te rodean. Además, debemos de cuidarla y no excedernos con la humildad ya que de hacerlo te podría traer muchos problemas que pueden llegar afectarte mucho y no queremos eso así que debemos de recordar que todo en exceso es malo y por eso debemos de aplicarla sanamente en nuestras vidas con un uso apropiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *